Antes de comenzar, déjame contarte de manera rápida como inicié en todo esto.

Allá para el año 2011 comencé a escribir a través de este blog. Hablaba acerca de las bendiciones que diariamente recibimos y no nos percatamos. Mi inversión inicial en este blog fue de $0.00.

Luego comencé un blog que hablaba acerca de temas profesionales. Más íntimamente relacionados al liderazgo dentro de las empresas. Temas como Cultura Organizacional dentro de los Recursos Humanos. Es ahí cuando me propuse escribir una entrada a mi blog cada domingo a las 8:00 am con un tema de valor. Fui muy disciplinada con esta estrategia. Muy disciplinado. La inversión de este blog fue de aproximadamente $10.00. Compre el nombre a WordPress. ¿Qué resultados obtuve de esta
estrategia?

Me enviaron varias invitaciones para ofrecer seminarios alrededor de Norteamérica y Suramérica. Aquí unos de varios correos electrónicos que recibí desde México.

 

 

Entonces hablo de mi experiencia, siendo genuina y muy determinada en todo lo que me propongo.

Aquí te comparto 15  ideas que he utilizado para crear contenido que me han funcionado a base de todo esto que te he contado.

Lo primero que yo consideré al crear una estrategia de contenido en ese momento fue buscar exactamente a quién quería atraer. Consideré los problemas que pudieran estar teniendo en esos momentos, el objetivo meta y cómo podía solucionarlo. No se trata de tener 1,000,000 de visitas, se trata de los que pasen por tu blog eventualmente se conviertan en tus clientes. Cantidad versus calidad.

Planifica tus contenidos utilizando estos 15 puntos.

  1. Artículos: Así como yo lo hice durante todo un año. 52 entradas cada domingo a las 8:00 am.
  2. Publicaciones para otros Blog: Observe otros colegas y les pregunté que si podían publicar en sus blog, algunos de mis artículos en donde lo re-dirigía a mi página. Lo peor que me pudieran decir era que no.
  3. Libros de trabajo: Cree un cuaderno en donde ofrezco un diagnóstico de la situación de la empresa.
  4. Reportes en PDF: Artículos más largos de un tema en específico que uso para incrementar mi lista de suscriptores, como un regalo para mis clientes.
  5. Ebooks: Libros online para la venta, a los que les pones más formalidad que un artículo en PDF con una tabla de contenidos y bibliografía.
  6. Checklists: O listas de tareas, para facilitar a tus lectores completar procesos.
  7. Vblog: Facebook, Twitter (Periscope) e Instagram.
  8. Diagramas de flujo: Un diagrama de flujo es una manera en la que puedes ilustrar un proceso.
  9. Transcripciones: De una presentación o conferencia.
  10. Casos de estudio: Comparte historias y experiencias exitosas de clientes.
  11. Consejos rápidos: No siempre tenemos que escribir artículos largos. Comparte un “tip” diario que tus lectores encuentren sumamente valioso.
  12. Frases inspiradoras: La gente adora las frases. Encuentra y comparte sólo las que sean relevantes para tu audiencia y tú mercado meta.
  13. Auto respondedores: Correos electrónicos automatizados, que facilitan entregar gran contenido a nuevos y actuales suscriptores.
  14. Recordatorios de tareas: Apóyalos para que tomen acción.
  15. Campañas de correo electrónico: Comparte promociones información de gran valor para tu lista de suscriptores de correo electrónico.

 

El verdadero beneficio de crear diferentes formatos de contenidos, viene de un profundo conocimiento de tus lectores y del deseo de provocar un cambio, no importa que tan pequeñito sea.

¡Si te pareció útil déjame un comentario en la parte de abajo de esta entrada y  te invito a que la compartas!

¡Hasta la próxima!

Caroline Soto, MBA