Expansión, crecimiento, desarrollo son palabras que tenemos en nuestra mente como emprendedores y empresarios.

  • Abrir una oficina física o abrir un segundo establecimiento.
  • Contratar personal
  • Aumentar la producción
  • Expandir servicios

Durante cada etapa del crecimiento debes de tener en cuenta la toma de riesgos calculados, ya que expandirse demasiado pronto, puede tener graves consecuencias.

Ten en cuenta esto:

La expansión no siempre es sinónimo de éxito pero él no expandir e innovar te puede… Click to Tweet

No es tan sencillo adaptarse a las exigencias de tu objetivo meta durante periodos largos, en los que se producen tantos cambios, sobre todo tecnológicos.

¿Recuerdas estas empresas?

Atari  

La empresa nació en 1972 pero el éxito llegó cinco años más tarde, con la consola Atari 2600. Esta vendió más de 42 millones de unidades en todo el mundo. Sin embargo, para 1982, la empresa atravesó una crisis de la que no se pudo recuperar jamás: aquella Navidad lanzó “E.T. the Extra-Terrestrial”, considerado el peor juego de la historia.

Olivetti

Fundada en Italia en 1908, la marca de máquinas de escribir Olivetti estuvo a la vanguardia del desarrollo tecnológico. Fabricó calculadoras eléctricas, desarrolló la primera computadora de mesa (antes de Apple) y lanzó al mercado la primera netbook de la historia.

¿Qué pasó? Para conservar el monopolio de sus productos, desarrolló softwares cerrados, que eran incompatibles con otras computadoras, generando enormes costos para sus clientes, que gastaban millones en hacer compatibles sus sistemas. La empresa, por esa mala decisión, salió del negocio de las computadoras, concentrándose en el negocio de la fabricación de cajas registradoras, quedando totalmente obsoletos en el mundo de la tecnología.

¿Recuerdan la película “The Intern”?

En donde Robert De Niro es Ben Whittaker y Anne Hathaway es Jules Ostin

Ella crea “About the Fit” desde su casa, tiene un Boom de repente que no supo manejar.

¿Qué enseñanza nos trae esta película a nosotros los emprendedores, empresarios y profesionales?

Jules es una chica muy talentosa, creativa y con un gran sentido por los detalles. ¿En qué falló? No estaba preparada para el éxito. ¿Difícil de entender? Probablemente.

Jules no tenía una plataforma para que su éxito fuera sostenible y consistente. Esto provocó que su vida profesional se fuera derrumbando pero peor aún, su vida cotidiana y familiar. Los inversionistas que un día le brindaron su entera confianza, ahora le exigían que contratara en Chief Executive Officer. ¿Increíble no? La razón, la mencioné en un inicio, no estaba preparada para el éxito. No tenía la plataforma para el posicionamiento sostenible. Las órdenes eran un desastre, el servicio al cliente se vio afectado, las quejas eran continuas y lo peor, su matrimonio se venía abajo.

El crecimiento “de repente” no siempre es señal de éxito. Click to Tweet

Y más aún cuando no tienes una plataforma y una estrategia que te brinde un norte.

¡Qué no te sorprenda un “BOOM” como emprendedor que al final no puedas manejar! Click to Tweet

Escucho a diario frases como:

1- “No puedo soltar el celular”

2- “No doy abasto con esto”

3- “Estoy agotado/a con tantas órdenes de este producto o servicio.

4- Ya casi no veo a mi familia.

5- A penas tengo un par de horas de sueño cada día.

Sabes, va llegar el momento que “tu éxito va a colapsar”. O simplemente te va a llegar la oportunidad que siempre habías esperado y no vas a estár preparado.

Existen algunos indicadores que te ayudarán a determinar si estás listo para expander y no morir en el intento.

  1. Has alcanzado o sobrepasado tus objetivos.

¿Alcanzaste ya todos los objetivos que te habías propuesto para un tiempo de determinedo? Si apenas los has alcanzado, entonces es mejor esperar un par de meses a ver si la tendencia se mantiene o si va en aumento. Si llevas varios meses sobrepasando tus propias expectativas, entonces es momento de dar un paso adelante y considerar el crecimiento como algo no sólo deseado, sino incluso necesario.

  1. No das abasto con las tareas.

El principal síntoma de que es hora de contratar otro miembro del equipo, es el darte cuenta de que no das abasto con el trabajo:

  • ¿trabajas más de 12 horas al día?
  • ¿tienes quejas de tus clientes en relación a una disminución en la calidad o una tardanza en el servicio?
  • ¿se te acumulan varias tareas al día?
  • ¿tienes correos sin responder de más de una semana?

Hay una línea definida entre el estar ocupado y estar sobrecargado de trabajo: si has respondido que sí a alguna de las preguntas anteriores, estás al borde de poner en peligro tu calidad y tu reputación, por lo que has de contratar una mano adicional cuanto antes.

  1. Estás listo para delegar.

Es comprensible que quieras manejar y supervisar cada aspecto del funcionamiento de tu negocio. Sin embargo, el delegar tareas y confiar en que otras personas harán un buen trabajo es una condición necesaria de cara al crecimiento. A veces, las ideas frescas y la perspectiva de nuevos empleados son exactamente lo que se necesita para llevar tu negocio al siguiente nivel, de manera que cuando comiences a sentir que estás listo para delegar, sabrás que estás en condiciones de expandir tu negocio.

  1. Te encuentras en la necesidad de desarrollar otras destrezas.

Cuanto más grande tu negocio, mayores las destrezas que necesitas y más remota la posibilidad de que puedas cubrirlas todas. Todo negocio necesita trabajar bien en los distintos departamentos: Contabilidad, atención al cliente, mercadeo y ventas… ¿qué posibilidad real hay de que puedas cubrirlos todos tú solo?

Si bien existen plataformas de servicios online en las que puedes confiar para conseguir profesionales en los que delegar ciertas tareas, si te ves en necesidad de ayuda para cubrir esos departamentos, no lo dudes: es momento de crecer.

  1. Has logrado estandarizar y automatizar los procesos clave de tu negocio.

Al ser dueño de un negocio, es posible que sientas que no puedes dejar tu empresa sin supervisión, pero además de necesario, es beneficioso: si tu cuerpo y tu mente no descansan, tu creatividad y tu habilidad de tomar decisiones sufrirán las consecuencias.

Cuando tu negocio depende de tu presencia física para su óptimo funcionamiento, significa que tú… Click to Tweet

Debes construir sistemas y establecer estándares que permitan el desarrollo y crecimiento del negocio sin poner en riesgo la calidad y las características claves de los productos y servicios que ofreces.

Para lograr que tu empresa funcione óptimamente sin tu presencia, es fundamental aprovechar los beneficios que las soluciones tecnológicas nos brindan.

¿Está listo tu negocio para crecer, expandirse y consolidarse en el mercado?

Gracias por leer esta entrada. Espero que esto te haya servido. Si tienes algún indicativo adicional, te invite a que las compartas en los comentarios. Comparte tus experiencias.

Si necesitas ayuda en este proceso, déjame saber.

Un abrazote fuerte,

Caroline Soto, MBA

Estratega de Negocios