Existe una frase que me encanta de Mason Donavan, co- autor del Dividendo de la Inclusión:

“¿Por qué invertir en división si la inclusión es rentable?”. Conectar a tus empleados conforme a la diversidad en donde se compartan ideas, sugerencias y hasta preocupaciones es parte fundamentar para mantener la armonía y reforzar la “Cultura Corporativa”. Sumar y no restar. Caminar hacia adelante y no en sentido contrario. Es de ahí donde surge el apego, el sentido de pertenencia y la aceptación a la que todo ser humano aspira a lo largo de la vida. El establecer una misión, la visión y los objetivos es el norte para que todos caminen hacia una misma dirección. Eso es en pocas palabras Cultura Corporativa.

Para que un Departamento de Recursos Humanos sea efectivo tiene que establecer desde un inicio una estructura sólida. De ahí los protocolos que requiere la ley, las políticas que adopta la corporación y los procedimientos para que todos podamos entender el camino a seguir. Remar en una dirección. Cuando te encuentras en una carrera no desearías tener que regresar a pasar un tramo que probablemente saltaste. Más bien quieres ir siempre dando un paso firme hacia adelante. Sin mencionar que el tener que regresar te costara esfuerzo y energías que muy bien hubieses podido utilizar para otro proyecto que quisieras iniciar.

Empresario no te apresures a contratar por el simple hecho de que te urge llenar una vacante. Sé que esto lo has escuchado una y otra vez. Es importante que ese candidato que contrates, no sólo cumpla con los requisitos del puesto sino que además tenga los elementos de la Cultura Corporativa que has desarrollado. Y esos elementos, de ningún modo pueden ser negociables y no necesariamente son el sentido del humor o la personalidad. Pudieran estar estrechamente ligados a los valores que se practican “a diario en la empresa” como la integridad y la capacidad de enfoque en momentos de intensidad. Recuerda que reclutas para generar líderes que servirán en puestos de confianza en algún momento dado de la carrera.

El adiestramiento efectivo debe de ser una inversión que debes de contemplar en todo momento. El reforzar, la retroalimentación, el reconocimiento y las métricas te ayudan a evaluar los resultados. Sin olvidar que el adiestramiento efectivo tiene el efecto de producir un empleado motivado que brinda un mejor rendimiento con la ayuda de una mentoria y el asesoramiento correcto.

Adjunto te comparto una gráfica que desarrolle para que visualices lo que debe de ser el caminar en el sentido correcto. No importa cuantos empleados tengas, procura seguir este orden y establecer una estructura sólida que se traducirá en crecimiento, efectividad y excelentes resultados.

¡Te deseo éxito!

Que es Recursos Humanos

Caroline Soto, MBA

Estrategia de Recursos Humanos

https://www.facebook.com/coachwithus