En días recientes recibí a través Contacta a Caroline  una pregunta muy curiosa pero totalmente válida.

La pregunta es:

¿Cómo puedo decirle a un compañero de trabajo que tiene mal aliento sin ofenderle?

Me pareció excelente idea compartir la respuesta con ustedes porque es muy probable que en tu lugar de trabajo este sucediendo algo similar. 6 “tips” que te pueden ayudar a trabajar con la situación.

1- Tenga sumo cuidado como lleva el mensaje.

2- No le dé muchas vueltas al asunto – Típicamente tratamos de resolver la situación ofreciéndole una goma de mascar, con esto solo le estamos dando vueltas al asunto y no estamos resolviendo la situación. En otras palabras el mensaje se diluye. Tendremos un 50% de posibilidad de que el receptor lo entienda y otro 50% de que no lo entienda.

3- Sea claro sin olvidar el tacto – En algunos casos esto puede ser una situación que acarre burlas y aunque “suena jocoso” no lo es para el receptor.

4- No asuma que se debe a una ingesta de alimentos – En algunos casos el mal aliento es provocado por otras condiciones de salud que no están necesariamente relacionada al menú que se eligió en esa ocasión.

5- Sea empático – Evite hacer juicios y por el contrario muéstrese realmente interesado en la información que le está brindando la persona quien está teniendo esta situación.

6- Establezca un plan de acción – Sugiérale que busque ayuda médica si se debe a  razones más allá de un simple menú que provocaría el mal aliento. Espere un tiempo razonable y pregúntele como le fue en esta gestión.

Es un tema difícil de tocar y debe de ser canalizado con mucha discreción y tacto a través de un supervisor o líder.

Continúen enviando sus preguntas a través de Pregúntale a Caroline

Si te gusto, deja un comentario en la parte de abajo y compártelo con tus amigos.

 

Hasta la próxima,Mal Aliento

Caroline Soto, MBA

Estratega de Negocios y Recursos Humanos