Al darle otra vuelta al sol y recibir la bendición de cumplir un año más de vida siempre es, y será motivo de reflexión.

Tal vez este año se ha presentado con más intensidad que años anteriores. Por ello, quiero compartirte:

5 aprendizajes principales de la vida al cumplir cuarenta y tantos…

1- Pretendiendo agradar a todo el mundo, no hago feliz a nadie y mucho menos a mí misma. Click to Tweet
Me reconcilie con la idea de que aun cuando intente hacer todo con la mejor intención, habrá personas que no lo perciban de ese modo, así que se vale ser yo misma con mis ideales para inspirar y ayudar a quienes me permitan hacerlo en el camino.  No más desgaste de energía y tiempo en este asunto es una decisión que tomé y que te invito a que tú también la tomes.

“No existe mayor satisfacción que mirar hacia atrás y darse cuenta de que uno ha crecido en autocontrol, criterio, generosidad y acciones desinteresadas”.

– Ella Wheeler Wilcox

2- Las grandes bendiciones de la vida se esconden en lo cotidiano. Click to Tweet
Ahí es en donde se crean las memorias. Te voy a mencionar solo unos ejemplos porque así puedes visualizar mejor el mensaje que te quiero transmitir.

  • Espacios de tranquilidad con los que no contaba – Ustedes me han visto en este último tiempo y me repiten continuamente, “pareces que tus baterías nunca se agotan”. Lo cierto es que tal vez no. pero Dios en su infinita sabiduría provoca espacios para que yo descanse y re-evalúe mis prioridades.
  • La posibilidad de conocer a alguien inesperadamente.
  • Alejarme de una situación que podría suponer problemas en un futuro.

No podemos tenerlo todo controlado y gracias a Dios por ello, porque nos perderíamos muchas de las bendiciones que Dios previamente separó para nosotros.

3- Si a veces corro me equivoco y hago el ridículo, es porque estoy viviendo. Click to Tweet
¿Sabías que esta es una creencia que te empodera? “Darnos cuenta de que todos cometemos errores y que estos son esenciales para nuestro crecimiento y progreso, es verdaderamente liberador y yo me siento libre de hacerlo a mis cuarenta y tantos…

4- Vivir merece toda mi atención. Click to Tweet
La vida misma no admite sustitutos. O la vives tú o alguien más listo hará que tú la vivas para su beneficio.

“Un hombre que no encuentra satisfacción en sí mismo la buscará en vano en otras partes”. – La Rochefoucauld y yo le añadiría… en otras personas.

5- El único peligro de soñar es que los sueños se conviertan en realidad. Click to Tweet
“Piensa, Sueña, Cree y Atrévete”. Walt Disney.

Soy una mujer pragmática porque más que ver las cosas desde un punto de partida filosófica, me inclino más hacia los hechos. Hacia eso que produce resultados. Aun así, para mi es primordial dentro de mi escala de valores, el propósito de Dios para con mi vida y NO mis expectativas de propósito a cumplirse, que Dios pudiera validar. Dos cosas totalmente diferentes. Así que estoy atenta a su voz, discerniendo que sí, que no, que nunca y que más tarde.

Bueno, te compartí desde lo más íntimo aquello que reconozco importante a mis cuarenta y tantos…

La pregunta es, ¿qué le añadirías tú?

Lee, comenta y comparte.