De cara a unos cuantos días para recibir el año 2016 es necesario reflexionar en varios aspectos esenciales de nuestra vida profesional. Como parte de las resoluciones corporativas siempre está el que la empresa entre en otra dimensión, pase a otro nivel en donde las actividades cotidianas fluyan con mayor normalidad sin mayor conflicto que el necesario para que se generen nuevas ideas. Sonaría como una utopía pero no lo es. Más bien es cuestión de tener la actitud correcta, cargada de esperanza y ganas genuinas de provocar cambios. Subir la adrenalina y generar nuevas emociones que nos conduzcan a obtener resultados. Para ello es importante definir los objetivos que se quieren lograr. Realizar una estrategia concreta. Evaluar que cosas estamos haciendo bien y en qué áreas debemos mejorar. La honestidad con nosotros mismo es fundamental. Esto es un análisis desde la perspectiva personal, profesional en función a nuestra responsabilidad como líderes.

De cara al 2016“El 2016 es uno que se vislumbra hacia el desarrollo de la calidad humana. Pensar más como podemos ayudar a otros en vez de cómo beneficiarnos a nosotros mismos.”

De esta manera seremos un imán de cosas positivas, excelentes escenarios y  mejores talentos para nuestra empresa. 

 

Aquí 7 áreas para reflexionar y lograr pasar a otra dimensión:

  1. Identifique y desarrolle talentos en los empleados vinculándolos a aspiraciones personales y profesionales. Es una manera efectiva de retenerlos. Si usted se interesa por ellos, indudablemente ellos se interesarán por la empresa. Se llama compromiso mutuo.
  2. Tenga siempre la actitud de adquirir nuevas destrezas para compartir. ¡Expanda horizontes!
  3. Busque la forma de llevar el desempeño de su equipo a otro nivel. Explore, experimente y reaccione a nuevas alternativas.
  4. Apoye asignaciones especiales que le otorgue a su equipo. No sólo se las asigne, sino que muéstrese realmente interesado en su desarrollo.
  5. Disfrute realmente el ayudar a otros a desarrollarse. Ahí es donde realmente está el crecimiento colectivo.
  6. Sea curioso, no se conforme con lo que ya ha logrado. No viva de glorias pasadas.
  7. Que sea una prioridad establecer relaciones con las personas a su alrededor, accionistas, suplidores y sobre todo con su equipo de trabajo.

Ahora, ¿cómo se puede desarrollar?

Fomentando y apoyando el liderazgo que existe en cada ser humano alrededor. Involucrándose. Ser esa persona que traiga al ruedo la oportunidad de fructificar los talentos. Ser el instrumento que descubra en ellos nuevas fortalezas mediante la comprensión y la retro alimentación. Facilitando experiencias de desarrollo que logren que sus empleados deseen “poner en común” aquello que poseen “fuera de lo común”.

 

Si te gusto, deja tu comentario en la parte de abajo de ésta página 

y compártelo con tus contactos. 

Caroline Soto, MBA

Para consultas, seminarios y talleres puedes escribir a: info@coachingwithus.com

Búscame en las diferentes redes sociales:

Facebook: Coaching With Us!

Linkedin: Caroline Soto

Twitter: @coachingwithus

Instagram: @coachingwithus

Periscope: @carolinesoto