imagesEl Tribunal de Apelaciones ordenó al Negociado de Seguridad de Empleo que conceda los beneficios del seguro por desempleo a una mujer que se vio obligada a renunciar a su trabajo por serios problemas de transportación. De esta forma, la corte apelativa revocó una decisión del Departamento del Trabajo y Recursos Humanos que había declarado a Alicia Morales Candelario inelegible para recibir estos beneficios al determinar que “abandonó libremente un trabajo adecuado voluntariamente y sin justa causa”. “Sus razones no son personales ajenas a la realidad laboral. Por causas ajenas a su control, la transportación pública dejó de estar disponible ante estas circunstancias, no hay duda de que hubo causa justa para la renuncia”, reza la sentencia emitida por el panel compuesto por los jueces Hon. José A. Morales Rodríguez, Hon. Félix Figueroa Cabán y Hon. Felipe Rivera Colón. Morales Candelario, residente de Guayama, viajó desde el 1994 en la transporte público conocido como “la línea” para laborar como contadora en la empresa Colón Radio Corporation ubicada en Salinas.  Con el paso de los años, se dejó de ofrecer el servicio en las tardes lo que provocó que Morales Candelario, al terminar sus labores, dependiera de vecinos conocidos para regresar a su hogar. A finales del 2011 comenzó a confrontar problemas, ya que esos vecinos dejaron de trabajar cerca de su área de trabajo. Morales Candelario se paraba en la entrada del pueblo de Salinas a esperar que “algún alma caritativa que fuera en dirección a Guayama le ofreciera pon”. “Las condiciones en las que quedó Morales Candelario al salir de su trabajo claramente ponían en riesgo su seguridad. No resulta razonable proponer que Morales Candelario debía continuar parándose a orillas de la emblemática carreta Número Uno durante horas, y de noche, a esperar que un alma caritativa, casualmente, que pasara por allí y le diera transportación a su casa; un alma que no estuviera aprehensiva ante las circunstancias del crimen”, según la orden del tribunal. En cuanto al alegato de la reclamante impugnando la aplicación del Memorando PRSD # 7 Sobre Separación de Empleo por Problemas de Transportación o Cuido de Niños, el Tribunal expresó: “Resulta evidente que esta carta circular hace una interpretación restrictiva de la Ley de Seguridad de Empleo. Tomada como norma absoluta que afecta al público, soslaya la norma hermenéutica pautada por la jurisprudencia de nuestro más alto foro. Si no se trata de una guía general de hipótesis fácticas sujeta a su encuentro con hechos concretos, esta carta circular está en contra del espíritu de la ley”. Alicia Morales Candelario fue representada por el Lic. Rafael Torres de Servicios Legales de Puerto Rico.

Gracias a Damaris Suárez
del periódico “El Cucubano” por la información.