Diseñar una CultCulturaura Organizacional a corto plazo seria como tratar de construir a Roma en un día. Tratar de sub sanar todas las situaciones que se han venido creando a través de largos años, en apenas un par de meses, sería algo prácticamente “mitológico”.  Si no se realizó una estructura y modelo de Cultura Organizacional en un inicio el resultado será que cada persona que se reclute, no tan solo traerá la suya, sino que peor aún, tratará de imponerla.  Para ser más gráfica, imagine un entorno laboral en donde convergen 300 empleados que provienen de diferentes culturas, con radicales formas de pensar y con un idioma en común que probablemente ni dominan.  Un escenario que provocaría serios problemas en el Retorno de Inversión porque trastoca la moral de los empleados, de aquellos que son más débiles y a su vez la productividad iría en descenso.

Siempre estuvo en agenda el comenzar a desarrollarla pero se quedó en la esquina de lo importante pero no urgente. Que mucho se habló pero que poco se actuó. (Hasta se escucha con cierto grado de cacofonía). Y hasta que llego la crisis…

Cultura Organizacional:

¿Cómo?Cultura Organizacional

Por lo general, comienza con un líder precursor que implanta sus ideas y valores particulares con una visión, una filosofía o una estrategia de negocios. Cuando este líder implanta sus ideas y valores, las lleva al éxito, se institucionalizan y surge una Cultura Organizacional que refleja la visión de ese fundador.

 

¿Por qué?

La Cultura Organizacional brinda a los empleados un sentido de identidad organizacional y provoca un compromiso con las creencias y valores que se eligieron. 

La Cultura Organizacional sirve como guía al empleado que debe tomar decisiones dentro y fuera de la empresa. Tiene un papel vital en transformar a una organización de ser promedio, a ser una de alto desempeño. La Cultura Organizacional es para ejecutarse diariamente.

Si un líder no logra que la Cultura Organizacional esté bien arraigada en sus empleados, no existirá la integración necesaria para que éstos, desarrollen una actividad colectiva. El líder debe reforzar este tipo de conductas diariamente, y actuar como dice que piensa para que sus subordinados “se casen con la empresa”. Si no se crea un ambiente de apertura y motivación, los empleados se sentirán frustrados al realizar sus tareas, baja la moral de cada uno. Definitivamente, el esfuerzo constante es la parte más importante para poseer una fuerte y exitosa Cultura Organizacional. Ésta es la base de la compañía tanto en el área del personal como a la hora de cumplir los objetivos. Ambos deben estar encaminados hacia el mismo fin.

La Cultura Organizacional no consiste en un simple escrito, bien redactado y sonoro al oyente, sino que el éxito dependerá de la ejecución y evolución de éste. Que su acción pase a ser de importante a urgente.

 

 

Si te gusto, deja tu comentario en la parte de abajo de ésta página

y compártelo con tus contactos.

Caroline Soto, MBA

Para seminarios, conferencias y talleres puedes escribir a:

info@coachingwithus.com

Búscame en las diferentes redes sociales:

Facebook: Coaching With Us!

Linkedin: Caroline Soto

Twitter, Instagram y Periscope
@coachingwithus

@carolinesoto