Cambiar el rumbo es de sabios, pero accionar para alcanzarlo es una cuestión de liderazgo”. Me hubiese gustado darle crédito a quien produjo estas palabras tan sabias pero no encontré de quien habían nacido. Muchos líderes hablan de “cambios” pero en esencia son muy pocos los que se atreven a realizarlos. Ir del pensamiento a la acción en ocasiones cuesta. Sí, cuesta sacrificio, disciplina, soledad, tristeza y mucha pero mucha determinación.
 
En las empresas suele suceder algo muy similar con los equipos de trabajos. Adoptan costumbres, procedimientos y protocolos burocráticos que en nada aportan al dinamismo tan acelerado de estos tiempos. Inclusive, las personas que están a cargo patrocinan actitudes y formas que no aportan en nada al giro vertiginoso con que nos enfrentamos a estos cambios. No tenemos muchas opciones cuando nos encontramos entre la espada y la pared. Mejor dicho solo dos: sucumbir ante la situación o llenarse de agallas y continuar hacia adelante con el gran reto. No importa si ha invertido años en hacer las cosas de la misma manera, siempre es un buen momento para cambiarlas y hacerlas diferentes.
 

Conviértete en un generador de cambios para dejar legado y crea una Cultura Organizacional para Contagiar:

 
1- Comienza por ti – Son tiempos de grandes desafíos, en donde ser autentico es una prioridad y el servir nos debe de definir. No solo se habla, se actúa.  Congruencia. Esto lo llevara a ganarse a su gente nuevamente. No intente ser perfecto simplemente demuéstrese tal y cual es. Esto no es símbolo de debilidad. Con esto logrará influenciarlos.
 
2- Realice un recuento del talento que tiene en su equipo – Es muy probable que con el afán de día no se haya detenido hacer un inventario de los talentos y habilidades que posee su gente. Eso que probablemente le está faltando lo tenga frente a usted y no lo esté reconociendo.
 
3- Manténgase cerca– Esto produce compromiso, genera confianza de ambas partes. Muestre interés genuino, siendo objetivo y sin nepotismo.
 
4- Reclute personas que piensen diametralmente a lo que usted cree u opina – Hace unos meses atrás hable acerca de los knowmad. Toda empresa necesita gente como esta. Estos nómadas del conocimiento son talentos que no se ajustan al modelo tradicional. Son personas con gran capacidad para integrarse, mucha tolerancia al cambio y con unas habilidades muy marcadas para transformar su entorno. Tienen como principal objetivo aportar valor a una organización en un determinado momento.
 
5- No se frustre si le toma tiempo o tiene que intentarlo nuevamente – Repaso el punto #1, todos los ojos van a estar puestos en usted como líder, en cuan autentico es. Es de humano mostrarse extenuado en ocasiones pero no se quede en ese periodo porque su equipo adoptará ese estado anímico. Sé que probablemente lo ha escuchado antes pero a modo de recordatorio te menciono que Steve Jobs tuve que generar cientos de llamadas antes de que alguien finalmente se detuviera a escucharlo y mostrar un interés genuino en su proyecto. Su obligación como líder, es modelar y motivar a cada persona a ser y a dar lo mejor de ellos. Es tiempo de facilitar el accionar de la gente en términos de pensamiento y acciones.
 
Accionar más y mejor implica, ponernos a trabajar cuanto antes en los cambios que tenemos que gestionar. En hacerles sentir que la nueva visión de la empresa es un asunto de vivirse y no de una mera redacción que adorna las paredes de un edificio corporativo. Es Cultura Organizacional para Contagiar.