¿Qué podrán tener en común estas tres palabras? ¡Mucho!

En días pasados estuve ofreciendo un taller de productividad y una vez más reafirmo que muchas veces no somos productivos porque no entendemos la raíz del proceso. Esto es más típico en nuestro equipo de trabajo de lo que pensamos. Lo puedo validar con mi experiencia ofreciendo este tipo de talleres en las empresas.

¡Define el momento antes de que el momento te defina a ti!

Cuando no se identifica eso que no permite alcanzar lo que se ha propuesto comienza la frustración y el deseo de abandonarlo todo. Esto es lo que expresan los empleados y la razón principal por lo que las ventas bajan.  Y es que no se trata de los retos, se trata de cómo los estamos manejando.

¡El tiempo no se deja al azar! ¡El arte de priorizar!

Cuando sabes cuáles son tus objetivos y prioridades, solo necesitas crear un programa que te ponga en marcha y comience a trabajar en estas áreas. “Lo dejo para luego….” , “tengo cosas que hacer” y “un poco hoy y otro mañana” son frases que repiten nuestros empleados más comúnmente de lo que imaginamos en las empresas.

Dejamos que sean los impulsos los que dominen nuestro tiempo sin asignarle a nada de lo que se hace un orden de prioridad.

Procrastinamos nuestro tiempo y saboteamos el éxito.

Te comparto este divertido y creativo ejercicio:

Le llamo “Mi Ruta de Viaje”

En el equipo había una serie de profesiones que mediante un ejercicio previo echaron acorrer su imaginación.

Mi Ruta de Viaje

Tenían que demostrar mediante un diagrama que ellos mismos elegirían, que cosas estaban tomando la mayor cantidad de tiempo. Luego, que otras actividades requerían una menor cantidad de tiempo y finalmente esos atajos que estaban tomando que pareciesen ser insignificantes pero que eran por lo cual no estaban consiguiendo los objetivos propuestos.  Los resultados fueron reveladores. Te incluyo algunos diagramas para que veas el contraste entre uno y el otro.

Este lo hizo una enfermera y tomo como base su brazo. Las vías anchas representadas por sus venas es la mayor cantidad de tiempo que le estaba tomando una de las tareas más importantes para la empresa. Su explicación del diagrama fue magistral. Demás esta decir, que aunque estaba bastante clara de como construía su éxito, existen unos des-fases que debía corregir.

Mi ruta

Este que le incluyo a la derecha representa el de una persona que aunque sabe donde están sus fallas le cuestas tomar acción. Su explicación del diagrama la hizo reflexionar de que es necesario aprender como realizar efectivamente lo que se ha propuesto pero entendió que es más importante aun accionar ese plan.

 

¿Entonces, que tienen en común estas palabras?

Se reconocen entre si con el propósito de identificar, que no está permitiendo conseguir los objetivos, bajando la productividad y por ende las ventas en la organización. No es hasta que le ponemos un poquito de sazón a la creatividad que reconocemos esas áreas que no nos permiten ser eficientes para aumentar la productividad.

¿Quieres intentarlo en tu empresa? 

 

Estoy disponible para ir a tu empresa y comenzar este proceso de llevarte aumentar las ventas a través de tu equipo de empleados. ¡Contáctame! Llena el formulario y me estaré comunicando en las próximas 24 horas.

Te invito al taller que estaré ofreciendo libre de costos en donde estaré revelando más herramientas como éstas. Solo 25 espacios disponibles.  Adjunto te dejo el enlace:

QUIERO REGISTRARME

Hasta la próxima,
Caroline Soto, MBA

Estratega de Negocios y Recursos Humanos