sucesion¿Cuántos “negocios familiares” podemos mencionar? Muchos sin lugar a duda. ¿Cuántos de estos negocios, una vez se retiraran los patriarcas siguen teniendo el mismo éxito? Muy pocos. Y a qué se debe éste fenómeno. Les contaré una experiencia que me tocó vivir muy de cerca. Cambie los nombres pero las circunstancias son las mismas.

Durante los años 70 existió un hombre con una gran visión y un gran líder de su generación el cual llamaré Carlos. Él se las ingenió para desarrollar un almacén en un excelente lugar del área metropolitana. Pudo lograr tener, para aquel tiempo, un inventario de más de un millón de dólares. El cual le generaba ganancias de un 100%. Demás está decir que era una empresa sumamente lucrativa. Comenzó a exportar hacia las Islas Vírgenes y a otros lugares que nunca pensó que pudiera hacerlo. Tenía un excelente equipo de trabajo que realizaba las labores para lo cual habían sido adiestrados. Todo estaba de maravilla. La empresa poseía un prestigio a nivel isla y hasta internacional muy respetable.

¿Qué mal se pudiera prever? Todo marchaba excelentemente hasta que Carlos sufrió un severo ataque al corazón que lo llevo a tomar un largo descanso. Una vez regreso a la empresa no ponía ponerle la misma intensidad que antes porque estaba propenso a sufrir otro, el cual era muy probable que no se pudiera recuperar.

Plan de Sucesión

Los verdaderos líderes reconocen que se debe de planificar, quien será o serán las personas que dirigirán la empresa familiar en un futuro no muy lejano.

Para que una empresa familiar exitosa perduré a través de los años, es necesario una transición a la nueva generación. Transfiriendo gradualmente la responsabilidad a otros. Este es un trabajo arduo en el que se requiere mucha disciplina, constancia y en la mayoría de los casos mentoría de profesionales. En este punto, los propietarios de empresas familiares tienen que tomar una de dos opciones: pueden tratar de encontrar otro un líder o pueden dejar que varios líderes sean quienes dirijan la empresa. El “uno a uno” vs el “uno a muchos”. Uno por uno, pasa cuando las familias tratan de encontrar un reemplazo para Carlos, otro patriarca que pueda hacerlo todo. Por el contrario, uno por muchos entra en juego cuando la familia se da cuenta de que lo que funcionó antes no necesariamente funcione en este momento.

¿Es necesario un plan de sucesión únicamente en las empresas familiares?

La respuesta es NO. Los Planes de Sucesión se recomiendan para todo tipo de empresa aún para el gobierno que tan necesario se hace en estos tiempos.

Llámanos para orientarte.

Por: Caroline Soto, MBA

787-638-6382