Los uniformes contribuyen a dar una imagen profesional de la empresa. La utilización de éstos, siempre ha sido motivo de análisis porque representa una “inversión” significativa en término de dólares y centavos pero más aun por todas las implicaciones directas que puede representar.

¿Qué dice la ley?

La ley 180 en Puerto Rico Artículo 7.-Uso de Uniformes.-

Todo patrono que requiera a sus empleados el uso de uniformes tendrá que sufragar los gastos que conlleve la adquisición de los mismos.  Bajo ningún concepto se podrá requerir al empleado  que en forma alguna, contribuya directa o indirectamente a asumir total o parcialmente los gastos que conlleve la adquisición de tales uniformes.

¿Qué cosas sí puedo exigir y que cosas no debo de exigir?

Si yo exijo una camisa en particular, de una marca en particular, de un color en particular, con un logo en específico, yo tengo que proveerlo.Interrogante

Si yo requiero una camisa de botones (por utilizar un ejemplo) de un color un particular con un pantalón en particular sin mayor especificación que ésta, NO tengo que proveerlo porque NO estoy pidiendo el “requisito adicional”. Con esto NO estoy violentando el Artículo 7.

Existen circunstancias que hay que analizarlas a través de la Ley 22, Identidad de Género y Orientación Sexual que afecta el uso de uniformes. Hay que tener mucho cuidado que por no querer resolver una situación de la ley 22, incurra en un problema con la Ley 180 y viceversa.

¿A qué me refiero?

Ejemplo #1

Circunstancia bajo la ley 22:

“Yo te compre este uniforme de varón pero si quieres otro, que pudiese ser de nena, tienes que comprártelo tú”.  Esto viola por completo la ley 180.   

Ejemplo #2

-Si yo le exijo a TODOS mis empleados que para el día de juegos o para una actividad especial, TIENEN que comprar una camiseta alusiva a esta actividad, eso constituye ante la Ley 180 un uniforme y el patrono tiene que proveerlo.

¡Es necesario revisar las políticas de la empresa!

Las políticas de uniformes contenidas en el Manual del Empleado de ningún modo deben de decir “Si lo rompes el próximo lo compras tú” (refiriéndose al uniforme). Esto viola la ley 180.

¿Qué relación guarda con la Marca Corporativa?
Uniforme

Es una herramienta de mercadeo. Con ellos puedes diferenciarte de la competencia.

Los clientes externos muchas veces evalúan un negocio en función de la apariencia del personal. Recuerda, que la empresa no es de ningún modo el “nombre”, sino que más bien la gente que en ella trabaja. Un empleado que sigue constantemente el código de vestimenta y lleva el uniforme de la compañía muestra el orgullo y eso los clientes lo van a percibir.

¿De qué depende que el empleado muestre con orgullo su uniforme?

Definitivamente de su supervisor, del gerente o líder que está a cargo de ese equipo de trabajo. Los empleados por lo regular son el reflejo de su líder. Definitivamente que tiene que existir una política dentro del Manual de Empleado de cómo se requerirá llevarlo. Esto tan importante, como la imagen del personal, que está estrechamente relacionado con la Marca Corporativa no puede quedar ambiguo de ninguna manera. Siempre guardando lo que requiere la ley.

Ejemplo:

Si el patrono brinda camisetas para utilizarse como uniforme, una política efectiva pudiera ser:

  • Se requiere que utilice la camiseta que se le proveyó en el momento de la contratación. Esta debe de ir acompañada por una falda o pantalón negro. Siempre debe de ir por dentro de éste y se requiere la utilización de correa.

¿Qué relación guarda con el Memorable Servicio al Cliente®?

Si un consumidor necesita ayuda, puede identificar inmediatamente a los empleados por su atuendo. Muchas empresas han adoptado frases en sus uniformes tales como: “Pregúntame, puedo ayudarte”. Ahora, ¿qué sucede si no se adiestra al personal acerca de un “Memorable Servicio al Cliente ®”?  Una dicotomía entre lo que se dice y lo que realmente es.

“Pregúntame, puedo ayudarte” debe de estar cargado con una doble porción de amabilidad y una enorme sonrisa.

 

Recomendaciones:

Hay múltiples aspectos que se tienen que evaluar antes de implementar una política de utilización de uniformes. Debe de ser consistente, “tenemos que medir con la misma vara”. Si tomamos acción recomendacionesdisciplinaria porque el empleado lleva la camisa por fuera de su pantalón o falda, se debe de tomar la misma acción disciplinaria con todos los que violen esta política.

El adiestramiento para la utilización y la actitud que tomen éstos dentro y fuera de la compañía debe de ser imperante. Recuerden que aun cuando no estén dentro de la empresa, seguirán representándola a través del uniforme en la sociedad.

 

Si te gusto, deja tu comentario en la parte de abajo de ésta página y compártelo. 

Caroline Soto, MBA

Para consultas, seminarios y talleres puedes escribir a: info@coachingwithus.com

Búscame en las diferentes redes sociales:

Facebook: Coaching With Us!

Linkedin: Caroline Soto

Twitter: @coachingwithus

Instagram: @coachingwithus

Periscope: @carolinesoto