¿Irónico no? Porque toda la vida nos han hecho creer lo contrario.

Despertar propósitos más que ejercer profesiones. Click to Tweet

He tenido la bendición de ser parte del proceso de rediseño de varias mujeres profesionales que probablemente nunca pensaron hacer “algo alterno” a lo que habían estudiado y ejercido por muchos años. Eso “alterno” que jamás debiera verse de manera despectiva porque está íntimamente relacionado con el propósito, que dejará un legado poderoso. Simplemente es fascinante.

Es un nuevo giro a cada profesión sin perder la misma. Tomando más seriamente la esencia de cada una de nosotras. No me mal interpretes, siempre tendrán que existir ingenieros, contadores, abogados y psicólogos pero paralelamente hay un compromiso con nuestro propósito.

A principios del año 2016, el World Economic Forum mencionó en uno de sus informes:

“Estamos al borde de una revolución tecnológica que alterará fundamentalmente la forma en que vivimos, trabajamos y nos relacionamos unos con otros. En su escala, alcance y complejidad, la transformación será diferente a todo lo que la humanidad haya experimentado antes. Todavía no sabemos cómo se desarrollará, pero una cosa es clara: la respuesta debe ser integral y exhaustiva, involucrando a la política global, desde el sector público y el privado hasta la educación y responsabilidad social. Esto será La Cuarta Revolución que marcará la historia una vez más.”

El rediseño es más que una “revolución”,  lo presentaría como una “re-evolución” del ser humano y la búsqueda de su identidad reflejada en todo lo que hace sin temor a ser diferente. Como mencionaba hace un año atrás, soy una emprendedora disruptiva porque más que seguir parámetros que me impone tal o cual profesión y hasta la sociedad misma procuro hacer lo que realmente me apasiona, que este íntimamente relacionado a mi propósito de vida, aunque eso me cueste rediseñarme una y otra vez.

¿Qué es ser un emprendedor disruptivo?
Disruptivo se utiliza para aquellos quienes tal vez no llevan sus carreras profesionales igual al resto de las personas. Piensan y actúan de forma diferente, son innovadores, cuestionan los protocolos, marcan tendencias, ven más fácilmente las oportunidades y buscan alcanzar el éxito a como dé lugar.

El rediseño en este tiempo es completamente válido y necesario. Ve un poco de mi proceso a través de “La vida me obligó a rediseñarme otra vez”. Aun cuando tengamos que pasar un proceso de duelo por dejar atrás, el llevar nuestra profesión de manera tradicional. Abrazamos el momento y le decimos que sí nuevamente a la vida,  a través de nuestro propósito.

Si te encuentras en esta etapa de tu vida en este momento, en donde tienes muchas ideas que pueden llevarte a un rediseño con propósito, y en adición puedes monetizarla, déjame un comentario y te estaré brindando consejos de cómo iniciar este proceso.

No olvides registrarte. Si te gusto y te parece útil, ¡compártela!

Un abrazo fuerte,
Caroline Soto
Estratega de Negocios