“The Intern” cuenta la historia de Ben Whitaker, un viudo jubilado de 70 años de edad. Ben se enfrenta una fuerte sensación de soledad. Queriendo hacer algo para ocupar su tiempo, Ben decide solicitar un programa especial de internado dirigido a personas de la tercera edad.

Después de haber sido el elegido para este internado, Ben es asignado a Jules Ostin, la “dragon lady” CEO de un minorista de ropa en línea. Mientras que Jules es “algo” ruda, Ben hace lo que puede para complacerla. Al principio, Jules pide que Ben sea transferido, pero cuanto más trabaja con él, empieza a reconocer lo talentoso que era éste.

Sin embargo, cuando Ben se vuelve más a gusto en su trabajo y llega a ser más parte del mundo de Jules, el enfoque de la película cambia sutilmente a Jules.

La razón por la que Jules parecía ser tan ruda, era debido al estrés de haber construido un imperio en línea en 18 meses cuando las expectativas eran que alcanzarían ese éxito en cinco años. Debido a sus altos niveles de estrés y lo rápido que todo fue creciendo, los inversionistas le pidieron que contratara a un CEO para tomar acción y evitar que todo se viniera abajo.

¿Qué enseñanza nos trae esta película a nosotros los emprendedores, empresarios y profesionales?

Jules es una chica muy talentosa, creativa y con un gran sentido por los detalles. ¿En qué falló? No estaba preparada para el éxito. ¿Difícil de entender? Probablemente. Jules no tenía una plataforma para que su éxito fuera sostenible y consistente. Esto provocó que su vida profesional se fuera derrumbando pero peor aún, su vida cotidiana y familiar. Los inversionistas que un día le brindaron su entera confianza, ahora le exigían que contratara en Chief Executive Officer. ¿Increíble no? La razón, la mencioné en un inicio, no estaba preparada para el éxito. No tenía la plataforma para el posicionamiento sostenible. Las órdenes eran un desastre, el servicio al cliente se vio afectado, las quejas eran continuas y lo peor, su matrimonio se venía abajo.

El crecimiento “de repente” no siempre es señal de éxito. Click to Tweet

Y más aún cuando no tienes una plataforma y una estrategia que te brinde un norte.

¡Qué no te sorprenda un “BOOM” como emprendedor que al final no puedas manejar! Click to Tweet

Escucho a diario frases como:

1- “No puedo soltar el celular”

2- “No doy abasto con esto”

3- “Estoy agotado/a con tantas órdenes de este producto o servicio.

4- Ya casi no veo a mi familia.

5- A penas tengo un par de horas de sueño cada día.

Sabes, va llegar el momento que “tu éxito va a colapsar”. O simplemente te va a llegar la oportunidad que siempre habías esperado y no vas a estár preparado.

ME PASÓ .

Luego de haber perdido mi trabajo un 3 de diciembre hace muchos años atrás y prácticamente con muy poco ahorrado, decidí tener un blog en la plataforma de wordpress.com que me costó $0. Me prometí a mi misma que publicaría un contenido de valor con herramientas prácticas que mi audiencia pudiera poner en función de inmediato. El segundo elemento que tendría esta estrategia, sería la consistencia con las publicaciones. Todos los domingos a las 8:00 am durante un año completo estuve haciéndolo. Los resultados: SORPRENDENTES. ME llamaron de la Bolsa de Valores de México para dar una charla, de la Universidad de Salamanca para dar una charla online, miles de visitas a mi página y cientos de correos electrónicos. ¿Qué paso? No tenía una plataforma que sostuviera este “BOOM”; y no tenía una estrategia más allá de mis publicaciones semanales, el mismo día, a la misma hora “por el mismo BATI – CANAL”.

La experiencia me enseñó, que para que sea un éxito real tiene que ser consistente y sostenible. Para ello, debes de preguntarte: ¿qué pasará en dos años, en cinco y en diez? ¿Dónde te ves? ¿Cómo te ves? ¿Estará tu familia aun contigo porque tendrás el tiempo y la destreza de conservarla?

Si no pudiste contestar a todas o algunas de estas preguntas, te ofrezco un programa de acompañamiento en donde estaré contigo mano a mano para “que el éxito no te tome por sorpresa y no sepas cómo manejarlo” Mejor aún para que aprendas a promoverte y de manera consistente aproveches cada oportunidad que se te presente.

Si te gusto esta publicación, te sentiste identificado o conoces a alguien que esté pasando por ésto, dale “me gusta” y compártela. Gracias por tomarte el tiempo de leerla.

 

Trabaja consistentemente por un crecimiento sostenible,

Un abrazo,

Caroline Soto, MBA

Estratega de Negocios

Profesional de Recursos Humanos