Se gradúan los jóvenes de la universidad pero no tienen experiencia laboral, aun así unos pocos son contratados por patrones con visión. Estos se unen al grupo existente dentro del entorno laboral en donde ya co existen con los que están en el “peek” de sus carreras y como si fuera poco se unen a los que están próximos a retirarse y hasta aquellos que regresan de su retiro por situaciones económicas.

¿Dígame usted si esto no es una “mogolla generacional” en el entorno laboral?

Conviven 5 generaciones en la empresa:

  • La generación “S” (Sometimiento) que comprende a las personas que nacieron entre los años 1917 a 1939.
  • La Baby Boomers comprende el sector de población nacida entre 1940 y 1961.
  • La generación “X” que nacieron entre 1962 y 1980.
  • La generación “Y” que nacieron en los comienzos de la década de 1980 hasta los comienzos de la década de 2000.
  • La generación “N” con edades entre los 13 y los 20 años.

No pretendo explicar cada una de ellas porque sería muy extenso. Si quisiera recalcar que todas vienen con su propia “personalidad generacional”, con diferentes formas de pensar y actuar.

Para que tenga una idea clara en términos de estadísticas, según el informe del Departamento del Trabajo en Puerto Rico para el año 2012 el Grupo Trabajador Civil se estimaba en 1, 214,000.

Los cuales se distribuyen de la siguiente manera:

Generaciones

Por ciento

Generación “S”

3%
Baby Boomers 34%
Generación “X” 26%
Generación “Y” 26%
Generación “N”

11%

 Total 100%

Entonces estamos de acuerdo en que los desafíos que esto genera dentro de la empresa son enormes.

El de la generación “Y” que  toda su vida debe girar en torno a su gusto personal y su comodidad. Son individualistas, viven con menos o al menos eso creen. Son impacientes quieren todo ya. Toman decisiones en tiempo real y exigen inmediatez en las respuestas y en los resultados. En otras palabras el término “compromiso empresarial” es algo con lo que ellos no tendrán problema.

Los  “Baby Boomer” no entienden cómo es posible que los de la generación “Y” no estén dispuestos a sacrificarse por lo que pudiera ser “el trabajo de su vida”. Ellos son portadores y defensores en términos del “compromiso empresarial” y ni hablar de la generación “S”.

Yo que estoy en la generación “X”, coincido en no querer un empleo de por vida, porque a diferencia de las generaciones que nos preceden, nos planteamos lograr seguridad en nuestra carrera, construyendo un portafolio de habilidades y no una seguridad laboral.

Ahora bien, ¿cómo convergen estas generaciones en un mismo espacio, con una misma visión, con personalidades tan diferentes?

Como vemos en la tabla la fuerza trabajadora en estos momentos en Puerto Rico, está en los Baby Boomer, aquellos que están comprometidos con la empresa, que creen mucho en el trabajo, en el nombre de ésta y la trayectoria pero no son tecnológicos, no adquirieron las destrezas de visualización y mecánicos de apoderamiento. Aunque ya eso está cambiando porque hasta mi suegra, que está en este grupo, ya usa las Tablet y varios equipos tecnológicos. Aun así, en las empresas hoy día, hay que darle mayor énfasis a esta generación porque son los que están “corriendo la película”. Hay algunos que desisten de querer aprender pero son la minoría.

Por otro lado tenemos mucho que aprender de las generaciones posteriores a la mía, como lo son la “Y” y la “N” que en última instancia serán quienes liderarán el mundo por los próximos 40 años. Más que juzgarla desde nuestra propia experiencia, acerquémonos a ella con humildad para aprender que el trabajo con sentido sí se puede disfrutar, que “trabajamos para vivir y no vivimos para trabajar” y que el ansiado bienestar empieza hoy.

[polldaddy poll=7268025]